jueves, 25 de octubre de 2007

Nuevo cambio de look

¿En qué se parecen Cala Millor y Venecia? Pues sí, en que hay agua por todas partes y ambos lugares son destinos turísticos. Y que le den el novel al que decidió poner badenes en medio de la carretera para reducir la velocidad del tráfico, el lumbrera ni siquiera pensó en que donde los han puesto no hay alcantarillas y cuando llueve el agua alcanza casi los 15 cms. Ver para creer. Y pensar que estuvieron 9 meses reformando las calles y no se les ocurrió agrandar el sistema de alcantarillado.
Un aplauso, por favor.


Y ahora a lo que iba, he cambiado el diseño de la plantilla. Así no quedará con aquel blanco sosainas que además cansaba la vista. Ahora, verde para todo el mundo.