sábado, 7 de julio de 2007

Ouch.


Maldita sea... con este calor se me resecan las lentillas y me irritan los ojos. Si veo que la cosa sigue, igual me planteo el vender cupones...